Cursos Septiembre


Articulos


Tasas de interés negativas ¿oportunidad para los mercados?


Un mayor número de bancos centrales en el mundo están empezando a cobrar, en lugar de pagar, un rendimiento a los depositantes.

Tal anomalía- tasas de interés negativas- es descrita en los libros de economía como un mecanismo de excepción, no como una herramienta rutinaria de política económica.

Pero la teoría se está convirtiendo más y más en realidad, aunque se trata sólo de un paso más entre los muchos intentos para sostener el crecimiento económico abaratando la contratación de préstamos o alentando a aquellos que tienen dinero en efectivo a gastarlo en lugar de invertirlo.

En 2014, el Banco Central Europeo se convirtió en el primer banco en adoptar una política de tipo de interés negativo. En diciembre 2015, la institución de nuevo bajó la tasa que se cobra por el dinero que mantiene en depósitos overnight, reduciéndolo a — 0.3%. Suecia, Dinamarca y Suiza también utilizan tasas negativas.

De hecho, a finales de 2015, alrededor de la tercera parte de toda la deuda emitida por los gobiernos de la zona euro tuvo rendimientos negativos, según análisis de Bloomberg.

A finales de enero 2016 , el Banco de Japón anunció que también funcionaría con tasas negativas.

Aunque muchos analistas en los mercados y en la academia ven la medida como un signo de desesperación en dos de las tres principales zonas económicas del mundo desarrollado, no niegan que dichas medidas podrían generar incentivos para el gasto, y comprimir el ahorro.

Ansiosos de rendimientos, los grandes administradores de fondos y activos en el mundo, buscarán afanosamente oportunidades en mercados financieros no sujetos a la tasa de interés, como los mercados de renta fija.
Con base en ello, existe una real oportunidad para los mercados accionarios de países emergentes, como México, para verse beneficiados por las tasas negativas en Europa y Asia.

Comentario de Gerardo Herrera, Director general de Trading & Risk Magazine.


Instagram