Cursos Septiembre


Articulos


Un suave despegue, comienza el alza de tasas


Finalmente, terminó la era del crédito barato. Después de casi 10 años la Reserva Federal (FED) subió la tasa de interés 0.25%.

La última vez que la FED había tomado tal acción fue en 2016, cuando la economía americana mostraba claras señales de sobrecalentamiento, y los mercados financieros mostraban signos de una burbuja especulativa en el sector hipotecario.

Después del estallido de la crisis de 2008, la FED bajó sus tasas para apoyar la reactivación de los mercados, llegando al piso de tasas prácticamente cero, en 2009.

El 10 de diciembre pasado Riskmathics organizó en Piso 51 un panel de discusión sobre la inminencia de la decisión de la FED, con dos de los más destacados economistas del país, Gabriel Casillas de Banorte-IXE, y Raúl Feliz del CIDE.

Cada uno de ellos realizó una presentación de su punto de vista sobre el tema, y a continuación tuvieron una discusión moderada por Gerardo Herrera, Director de Comunicación de Riskmathics FI.

El panel llegó destacó varios puntos importantes a considerar:

- El alza será el inicio de un ciclo de alza de tasas. En los últimos 50 años dichos ciclos han durado entre 18 y 24 meses. En esta ocasión podría durar hasta 36 meses, pues es probable que el alza sea muy lenta y paulatina.

- El alza es conveniente, e incluso necesaria. Así por ejemplo, las grandes compañías norteamericanas tienen grandes reservas de efectivo, esperando oportunidades atractivas para invertir.

- La siguiente alza de tasas tendrá probablemente lugar en Marzo 2016, y será tan modesta como la primera.

- Aunque históricamente los períodos de alza de tasas en EEUU han tenido impacto negativo en México, ésta vez será diferente. Los instrumentos de política económica funcionan en forma adecuada, y sobre todo el tipo de cambio funciona como mecanismo de ajuste eficiente.

- La reacción inmediata de los diversos mercados e indicadores – FX, BMV, etc. – puede ser de volatilidad. En la medida que la nueva tasa es asimilada, se recobrará estabilidad.

- La tenencia de bonos mexicano en manos de inversionistas extranjeros hace conveniente un alza de tasas nacionales, a fin de mantener el diferencial existente.

- La respuesta del Banco de México dependerá del balance que éste haga entre los efectos internos de un alza de tasas internas, y los efectos negativos de no hacerlo, particularmente el riesgo de fuga de capitales.

En general, el alza traerá beneficios , concluyeron los panelistas. La reacción inmediata de los mercados parece confirmarlo.

Elaborado por Gerardo Herrera, Director de Comunicación de Riskmathics FI


Instagram