Cursos Septiembre


Articulos


Riesgos de tasa de interés: contractual, comportamiento, supuestos


El movimiento de las tasas no solo afecta el ingreso de un banco sino que también afecta los volúmenes de originación; las tasas de interés tienen una relación con otras variables macroeconómicas como por ejemplo el producto interno bruto o el desempleo, de esta forma el volumen de originación y por tanto el tamaño del balance también está sujeto a este riesgo.

Por lo anterior es necesario conocer la sensibilidad del volumen de los productos de un banco comercial al riesgo de tasa de interés y así conocer cuál es la sensibilidad total a la que la institución está expuesta. La variable que mide esta sensibilidad se conoce como Beta, ya que conceptualmente es similar a la Beta de los portafolios de inversión en el “Capital Asset Pricing Model” (CAPM).

En el balance también están las partidas contables conocidas como otros Activos y Pasivos, estas posiciones también están sujetas a riesgo de tasa de interés dependiendo de su naturaleza. La mayoría de estas partidas tampoco tienen un perfil de flujos contractual, es por ello que se meditan modelar para que puedan ser incorporados al riesgo de tasa de interés de libro de inversión.

En resumen, la medición de riesgo de tasa de interés en un libro de inversión o “Banking Book” requiere de tres métodos de modelaje; el contractual, el de comportamiento y el de supuestos. Una vez que se realiza el proceso de modelaje, el perfil de riesgo de un banco cambia de manera material, esto hace que la medición de riesgo de tasa de un banco sea compleja pero valiosa para la institución. Por lo mismo el gobierno corporativo de este proceso debe de hacerse con mucho rigor.

Una vez que el perfil de riesgo de los activos y pasivos se realiza es factible realizar la cobertura del riesgo de tasa de interés por medio de un mecanismo de tasas de transferencia “Funds Transfer Pricing (FTP), este proceso cuando está bien ejecutado permite el que todos los productos del banco estabilicen su margen financiero y por lo tanto reduzcan su variabilidad de resultados. La transferencia de riesgos permite que los ingresos se estabilicen y que el riesgo de tasa pueda ser transferido a una unidad de negocios especializada o a los mercados por medio del libro de negociación.

Cuando se cubre el riesgo de ingresos en el libro de inversión generalmente se incrementa el riesgo de valor del capital, esto hace que el proceso de gestión, control y supervisión del riesgo de tasa de interés en un banco requiera de un gobierno corporativo robusto y también de una infraestructura que permita controlar y reportar este riesgo de manera recurrente y precisa. El “trade-off” entre el riesgo de ingresos y el riesgo de valor es dinámico y por lo tanto agrega valor a una institución el gestionarlo activamente.

Extracto de Gestión del riesgo de tasa de interés en los bancos; tendencias, retos y expectativas elaborado por Carlos Vallebueno , Tesorero corporativo en Banamex para Tradi

Instagram